Alimentación agricultura y trabajo decente
La OIT y la FAO trabajando en colaboración
INICIO
ACERCA DE
NOTICIAS
TRABAJO DECENTE
EMPLEO RURAL Y EQUIDAD DE GÉNERO
TRABAJO INFANTIL EN LA AGRICULTURA
EMPLEO JUVENIL
Escuelas de campo y de vida para jóvenes agricultores
ÉXODO RURAL
COOPERATIVAS Y ORGANIZACIONES DE PRODUCTORES
ESTADÍSTICAS DEL TRABAJO RURAL
SECTORES AGRÍCOLA
OTROS ÁMBITOS DE ACCIÓN

Empleo Juvenil

A día de hoy, hay más de 1.2 billones de jóvenes en el mundo. Se estima que este grupo constituye el 18 por ciento de la población mundial (2006) y el 25 por ciento de la población mundial total en edad de trabajar. El 90 por ciento de los jóvenes son nacidos en países en desarrollo, donde aproximadamente la mitad de la población vive en zonas rurales. La mayor tasa media anual de crecimiento de de la población de los últimos diez años fue registrada en África Subsahariana (2.5 por ciento), el Oriente Medio  (2.2 por ciento), África del Norte (1.7 por ciento) y Asia Meridional (1.7 por ciento). Es proyectado que el crecimiento de la población joven alcance su máximo en 2035.

Alrededor del 40 por ciento – o aproximadamente 81 millones- de los 211 millones de las personas desempleadas en 2009 (OIT, Tendencias Mundiales Del Empleo, Enero 2010) tenían entre 15 y 24 años. La tasa de desempleo de los jóvenes aumentó drásticamente durante la crisis económica global reciente – mas bruscamente que nunca- pasando del 11.9 por ciento hasta los 13 por ciento. El desempleo está más difundido entre los jóvenes viviendo en las zonas urbanas. El desempleo es una opción menos asequible para las personas viviendo en las zonas rurales, donde la mayoría de los trabajadores jóvenes tienen que aceptar cualquier tipo de trabajo para sobrevivir.  Además, se estima que 400 millones de jóvenes en el mundo – o aproximadamente un tercio de todos los jóvenes de edad entre 15 et 24 años- padecen de un déficit de oportunidades de trabajo decente (el trabajo decente para los jóvenes es identificado en los Objetivos de Desarrollo del Milenio,  Meta 1.B del Objetivo 1) . La gran mayoría de los trabajos disponibles para los jóvenes son pocos remunerados, inseguros, y con pocos beneficios o perspectivas de progresión.

Alrededor de 152 millones de jóvenes, aún si tienen un empleo, viven en hogares donde se gana menos del equivalente a 1.25 USD por día (OIT, Tendencias Mundiales Del Empleo, Enero 2010). Además, en algunos países, se nota un aumento un desaliento vinculado al trabajo entre los jóvenes per cápita, lo que llevó algunos jóvenes a abandonar la búsqueda de empleo.

En África subsahariana y en Asia meridional, al menos el 70 por ciento de los jóvenes vive en zonas rurales y la mitad de la población joven inicia su vida laboral en el sector agrícola (FIDA, 2007). Aunque el empleo en la agricultura disminuyó durante la década 1998-2008, este continúa de ser la fuente principal de empleo para más de la mitad de los trabajadores en Asia oriental, en Asia del sudeste y Pacifico, en Asia meridional y África subsahariana.

La falta de inversiones, para mejorar las perspectivas de trabajo decente para los jóvenes en las zonas rurales, a menudo resultan en condiciones de vida más bajas y la despoblación de las aéreas rurales. La disponibilidad escasa de oportunidades de trabajo y vida decentes, así que la poca esperanza para un futuro mejor son los principales factores empujando los jóvenes a emigrar de las aéreas rurales hacia las zonas urbanas o al extranjero. A menudo, la migración de los jóvenes a las aéreas urbanas lleva al desempleo, la pobreza y la alienación, y en algunos casos a comportamientos anti-sociales o a la explotación. Leer más >>

Contactos

Punto focal de la FAO:Peter Wobst, ESW (Peter.Wobst@fao.org)

Punto focal de la OIT: Gianni Rosas, EMP/SEED (rosas@ilo.org)