Alimentación agricultura y trabajo decente
La OIT y la FAO trabajando en colaboración
INICIO
ACERCA DE
NOTICIAS
TRABAJO DECENTE
EMPLEO RURAL Y EQUIDAD DE GÉNERO
TRABAJO INFANTIL EN LA AGRICULTURA
EMPLEO JUVENIL
Escuelas de campo y de vida para jóvenes agricultores
ÉXODO RURAL
COOPERATIVAS Y ORGANIZACIONES DE PRODUCTORES
ESTADÍSTICAS DEL TRABAJO RURAL
SECTORES AGRÍCOLA
OTROS ÁMBITOS DE ACCIÓN

Las escuelas de campo y de vida para jóvenes agricultores (JFFLS)

Más de 1,2 mil millones de la población mundial actual son jóvenes (Naciones Unidas, 2009). Esto significa que aproximadamente una de cada seis personas tiene entre 15 y 24 años, es decir, el 17,6 por ciento de la población mundial es “joven” y casi el 87 por ciento de los jóvenes de todo el mundo viven en economías en desarrollo. El continente asiático por sí solo acapara el 62 por ciento de la población mundial de jóvenes (Naciones Unidas, 2009). Más de la mitad de la población joven mundial viven en zonas rurales de países en desarrollo. En África subsahariana y Asia meridional esta cifra llega a alcanzar el 70%, con más de la mitad de la población rural joven dedicada a la agricultura como medio de vida (Bennell, 2007).

Las necesidades de niños y jóvenes no suelen estar suficientemente plasmadas en las políticas y programas de desarrollo.  Por ejemplo, en los capítulos sobre agricultura y mundo rural de los documentos de estrategia dedicados a la reducción de la pobreza raramente se tratan las cuestiones específicas de género, equidad y empleo de niños y jóvenes, y en los casos en los que sí que se tratan estos temas la atención suele centrarse en los jóvenes de las ciudades. Esta situación ha originado una serie de problemas que repercuten sobre el bienestar de niños y jóvenes en las zonas rurales, como:

  1. la falta de oportunidades y facilidades necesarias para una educación básica y unas instalaciones educativas adecuadas para niños y jóvenes de las zonas rurales;
  2. un acceso escaso o precario a los bienes productivos, en especial a la tierra y a los servicios financieros y de propiedad;
  3. limitadas oportunidades de empleo digno para jóvenes en las zonas rurales, sobre todo en la economía formal, además de una dependencia excesiva de la agricultura al trabajo infantil;
  4. especial vulnerabilidad de niños y jóvenes ante crisis, enfermedades (incluido el SIDA) y fenómenos climáticos extremos;
  5. capacidad restringida de los jóvenes para organizarse y auto-representarse, al igual que para entender e influir sobre las decisiones y políticas que les afectan.

Las unidades familiares con ingresos bajos o poca producción agrícola pueden abocar a los niños y jóvenes vulnerables en la inseguridad alimentaria y la explotación. Las familias rurales necesitan de mayores inversiones en agricultura para mejorar sus ingresos, su suministro de alimentos y sus oportunidades de empleo.  

Con este propósito en mente, la División de Género, Equidad y Empleo Rural ha elaborado el enfoque de las escuelas de campo y de vida para jóvenes agricultores (JFFLS), el cual se ha adaptado para atender las necesidades de los niños y los jóvenes en situación vulnerable.

El objetivo de las JFFLS es promover la autonomía de los jóvenes y proporcionarles las opciones de subsistencia y las habilidades para superar la disparidad de género que les consientan alcanzar una seguridad alimentaria duradera, reducir su vulnerabilidad ante el desamparo y afrontar los riesgos. Una de las principales metas de las JFFLS es fomentar las actitudes de igualdad de género que permitan a los jóvenes desempeñar los mismos cargos y responsabilidades, a la vez que desarrollar sus capacidades para realizar una evaluación crítica  de las relaciones y entender los riesgos y los recursos presentes en sus comunidades.  La ventaja de las JFFLS es su excelente metodología de aprendizaje y su programa de enseñanza, los cuales combinan las aptitudes para la vida y las técnicas agrícolas y empresariales en un enfoque de aprendizaje experimental y participativo singularmente adaptado a las comunidades rurales y con niveles bajos de alfabetización.  

El enfoque de las JFFLS ha sido elaborado para abordar las crisis de los huérfanos relacionadas con la epidemia del VIH/SIDA, las situaciones de emergencia (información en inglés), el empleo rural juvenil y la prevención del trabajo infantil.

Contactos

Centro de coordinación de la FAO: Carol Djeddah, ESWD (Carol.Djeddah@fao.org)

 

 

© C. Djeddah

Enlaces

Sobre las JFFLS
Publicaciones
Guía del facilitador de las JFFLS
Instrumentos de las JFFLS
Las JFFLS en la prensa
Videos